viernes, 17 de enero de 2014

La auditoria energética en la edificación

La energía representa en la actualidad una influencia importante para todos los sectores de actividad por cuanto su óptimo y racional consumo es sinónimo de beneficio, calidad de vida y desarrollo.
La importancia de las acciones de ahorro y eficiencia energética en nuestro país, se manifiestan en la necesidad de reducir la factura energética, disminuir la dependencia energética del exterior y reducir la emisión de gases de efecto invernadero con el objeto de cumplir los compromisos adquiridos con la ratificación del protocolo de Kyoto.
Es por ello que el consumo eficiente de la energía es hoy en día una necesidad real para cualquier organización empresarial o institución pública.
Para conseguir un consumo eficiente de la energía en los edificios, es necesario conocer los datos de la situación energética real en que se encuentra y compararla con los datos de otros edificios de su sector.
Como punto de partida para cualquier actuación dentro de este ámbito, es fundamental realizar una auditoria energética.

¿Que es una auditoria energética? 

Una auditoria energética es un proceso mediante el que se obtiene una valoración del estado energético actual y una evaluación técnica y económica de las medidas aplicables para disminuir el consumo y costes energéticos.
Las auditorias se pueden realizar sobre cualquier elemento que consuma energía como son: los edificios, el alumbrados público, los vehículos de transporte, etc...
Durante años las auditorias energéticas se han realizado de forma distinta, según los sectores, las empresas y los países, motivo por el que no era posible la comparación de los resultados
En la actualidad existen normas generalistas internacionales sobre auditorias energéticas tanto ISO (familia 31 todas las partes) como IEC (familia 60027 todas las partes) y normas especificas en ámbitos concretos como Edificios, Industria, Transporte.
En España el IDAE y las distintas agencias de la Energía de las Comunidades Autonomas han publicado multitud de guías para la realización de auditorias energéticas de diferentes alcances, normalmente con algunos nexos en común.
Des de el año 2009 disponemos en el Estado Español de la Norma UNE 216501:2009, para la realización de auditorias energéticas. Dicha norma a servido para normalizar la realización de esta actividad en nuestro país.
La Norma UNE 216501:2009 define la auditoria energética de la siguiente forma:
Proceso sistemático, independiente y documentado para la obtención de evidencias y su evaluación objetiva en una organización o parte de ella con el objetivo final de: 
       - Obtener un conocimiento fiable del consumo energético y su coste asociado
       - Identificar y caracterizar los factores que afectan al consumo de energía.
       - Detectar y evaluar las distintas oportunidades de ahorro y diversificación de energía y su repercusión en coste energético y de mantenimiento, así como otros beneficios y costes asociados. 
A finales del año 2009, el CEN (Comité Europeo de Normalización), formó un grupo de trabajo para desarrollar una norma común para la Unión Europea sobre Auditorias Energéticas que aun no ha sido aprobada. 

Tipos de auditorias energéticas en la edificación

Aunque siempre se hable de auditoria energética, existen tres tipos básicos de intervención:
  1. Diagnostico energético
  2. Auditoria energética
  3. Auditoria energética ESE

Diagnostico energético

El diagnostico energético es un estudio previo básico. Este tipo de intervención es el que realiza habitualmente el profesional energético con mas experiencia de la empresa, mediante una simple inspección visual y reconocimiento al edificio, siendo en muchos casos un trabajo muy relacionado con el ámbito comercial, ya que en dicho estudio previo se establece si existen posibilidades en el edificio de mejora que hagan viable el encargo de una auditoria energética, siendo el objetivo principal del diagnostico previo el de verificar la conveniencia o no de hacer una auditoria energética, su alcance y profundización. 
El diagnostico se compone de las siguientes fases: 
  • Hacer una visita al edificio y sus instalaciones. 
  • Identificar los principales consumidores energéticos.
  • Analizar si se están utilizando las mejores tecnologías.
  • Hacer una breve evaluación energética y económica basándose en las facturas de compra de la energía y en la producción. 
  • Registro de los principales hábitos de uso de los distintos usuarios del edificio.
  • Detectar si los consumos medios de energía y los precios medios de compra de energía se encuentran en un rango razonable mediante una evaluación comparativa (benchmarking).
  • Dar unas primeras recomendaciones de ahorro sin cálculos detallados de ahorro o inversión.
  • Proponer si es necesario soluciones técnicas que emplean energías renovables.
  • Hacer un diagnóstico en el que se dictamine el estado energético del centro y definir si es necesario hacer una auditoria energética

Auditoria energética

La auditoria es un análisis más profundo y completo que un diagnostico, siendo la diferencia principal que en una auditoria energética se realiza una campaña de toma de medidas mediante la instalación de equipos de medicion y diagnosis del edificio. En una auditoria energetica también se realiza una valoración económica de las medidas de forma más rigurosa que en un diagnostico,
La auditoria energética se compone de las siguientes fases: 
  • Hacer varias visitas al edificio y sus instalaciones. 
  • Evaluación de los equipos mediante la realización de un inventario detallado de los equipos consumidores de energía
  • Analizar si se están utilizando las mejores tecnologías. 
  • Hacer una análisis de consumos basándose en las facturas de compra de la energía de un mínimo de 12 meses. 
  • Registro y evaluación de los hábitos de uso de los distintos usuarios del edificio.
  • Realización de mediciones in situ de los diferentes parámetros de interés mediante equipos de medida.
  • Detectar si los consumos medios de energía y los precios medios de compra de energía se encuentran en un rango razonable mediante una evaluación comparativa (benchmarking).
  • Análisis de las variaciones estacionales en el consumo energético.
  • Establecimiento del balance energético del edificio
  • Realización de la optimización tarifaria del contrato eléctrico
  • Dar unas recomendaciones de ahorro con cálculos detallados de ahorro o inversión.
  • Proponer mediante un estudio detallado las propuestas de mejora energética
  • Análisis de viabilidad económica
  • Proponer soluciones técnicas que emplean energías renovables.
  • Propuestas de sistemas de tele-gestión y automatización
  • Contabilidad energética






Auditoria energética ESE

La auditoria energética de Empresas de Servicio Energéticos -ESE-, es una auditoria energética que detalla el calculo de las inversiones a realizar de forma muy precisa ya que dicha empresa es la que se encargara de diseñar y ejecutar las obras de mejora, financiando su servicio con los ahorros económicos conseguidos. 

¿Cual es el coste económico de una auditoria energética?

Las auditorias energéticas han de estar realizadas por auditores energéticos especializados y certificados profesionalmente para ello. En la empresa OCTAU SL todos los auditores están certificados por la Asociación Española para la Calidad (AEC).
El coste económico de la auditoria energética varia en función del tipo de auditoria que se deba de realizar y del tipo de edificio, especialmente debido a la complejidad de los sistemas y el tipo de instalaciones que incorpore el edificio.
En todo caso es conveniente saber que más del 90% de las auditorias que se realizan en el sector empresarial consiguen, a medio plazo, ahorros energéticos (y económicos) superiores al coste de la misma una vez implementadas de forma adecuada las mejoras y acciones propuestas tras el estudio.


No hay comentarios:

Publicar un comentario